Querubín Longevo

El Querubín Longevo y el plano de la divinidad en general nos demuestra que no estamos solos. En el cielo no solo podemos encontrar al Padre omnipotente liderando las alturas; existen otros seres divinos a las cuales se les han delegado tareas de suma importancia para darle dirección a nuestras acciones en la tierra. Todo esto con el fin de permitirnos vivir una vida cuyo destino sea alcanzar el paraíso después de la muerte. 

Los ángeles son habitantes del reino de los cielos, están encargados de mediar entre Dios y las personas que permanecemos en la tierra. Además de actuar como mensajeros siempre se mantienen con nosotros y pueden brindarnos ayuda en los momentos desesperados. Muchas veces desconocemos cómo acercarnos a ellos o traducir sus mensajes divinos, aquellas soluciones que pueden iluminarnos en medio de la total oscuridad.

De entre los ángeles, los serafines y querubines son los más cercanos al altísimo, son los indicados para conectarnos con la grandeza del paraíso. Por otra parte, para acercarnos directamente a una comunicación con estos seres podemos acercarnos a la sabiduría del Tarot de los Ángeles, una alternativa efectiva para lograr una guía activa. 

Al respecto, podemos aclarar que el Tarot de los ángeles se encuentra formado por 44 cartas guía

Éstas se componen por una ilustración del ángel a la cual corresponden y se dividen en los tres reinos: Salud, Creación y los Cielos. De esa forma, representan  de forma consecutiva los asuntos sobre lo material y cotidiano, los asuntos humanos y por último la participación que todos los seres humanos tenemos en el plan divino.

El querubín longevo

Se trata de una de las cartas del gran Tarot de los ángeles. Al ser un querubín, podemos comprender su gran enlace con la divinidad de Dios todopoderoso. Así pues, los querubines son majestuosos y hermosos, suelen representarse como bebés o niños pero también los hay adultos jóvenes, todos ellos son la imagen del conocimiento de Dios y resguardan los libros celestiales manteniéndose en oración constante de día y de noche.

Querubín Lonjevo

De entre ellos, el Querubín Longevo es aquel encargado de custodiar el Árbol de la Vida. Su gran fuente de conocimiento se centra en las experiencias de la vida y su sabiduría; es por ello que transmite estos mensajes en específico. Se trata de la tercera carta de querubines y su imagen representa al hermoso ángel de vigorosa juventud que con sus cabellos ondeando en el aire. Se ilumina glorioso sobre el árbol de la vida (lleno de manzanas por su puesto). Eleva sus manos en candor con un ave gloriosa volando en lo alto justo detrás de él.

Por ello, en las cartas encontramos respuestas a diferentes aspectos de nuestra vida. En primer lugar, si indagamos sobre el amor su aparición puede estarnos indicando que lo arriesgas todo para conquistar a tu objeto pasional; para ello pondrás a prueba los conocimientos y la experiencia que ahora posees. A su vez, el amor se encuentra en armonía contigo. Das y recibes saciando las necesidades de ambos, tienes la iniciativa por ayudar a tu compañero de vida a tomar las mejores decisiones para su vida y amas, eres fiel, imán de protección de los intereses propios y del otro como seres unidos por el amor.

¿Cuál es el mensaje del Querubín Longevo?

En segundo lugar, cuando deseamos saber sobre el dinero y lo laboral, el querubín longevo nos habla del servicio, servir a quienes se encuentran más cerca de ti, como la familia, se traduce en enseñarles sabiamente ¿y qué puedes ofrecerles en calidad de aprendizaje? Siempre es benigno compartir las experiencias que aportan a lo productivo, en diferentes aspectos de la vida tienes mucho que aportarles al resto, en base a todo lo que has superado y esta carta lo demostrará dependiendo de cual sea tu situación.

Ahora bien, en cuanto a la salud nos adentramos en un plano no tan positivo, ya que el querubín posiblemente quiera alertarte sobre un problema de salud. Lo más posible es que quiera cuidarte, como es su deseo con todos nosotros, su recomendación se acerca a lo más natural: ejercicio, buena alimentación y cuidado amoroso. Seguir sus indicaciones puede evitar que la pases mal a futuro, la sanación es  posible y debe de ser tu meta.

El Querubín Longevo invertido

Por último, la carta al revés como te podrá indicar tu tarotista de confianza; es una alerta para que veas la realidad: tus ideas respecto a algunos temas son equivocadas. Hay una persona que no es de fiar entre tus seres preciados o allegados; se trata de alguien que no tiene la experiencia certera para aconsejarte sobre tus pasos. El querubín longevo quiere lo mejor para ti, así que no te tomes a mal este u otro mensaje; ya que todos contienen importantes respuestas y pueden resultar un mapa para salir de las aterradoras encrucijadas.

Algunos consejos para tu futuro

En términos generales, nos puede mostrar cómo todo el compendio de experiencias y lo que hemos aprendido durante nuestro paso por la vida nos puede indicar cómo lograr la felicidad y la paz del espíritu. Sé tú el motor de esperanza en tu vida y en la de aquellos a quienes amas. Los consejos útiles pueden aprovecharse pero aquellos que carecen de sentido para tus propósitos deben ser dejados de lado ya que no son los mandato de la sabiduría los que hablan. Se trata de personas que no están conectadas con los mensajes del querubín longevo. 

Ahora bien, las personas ricas en experiencias y que cuentan con sabiduría sobre distintos aspectos de la vida; deben ser escuchadas para que puedas nutrirte de su saber. Aprende de ellos, mediante la bendición de los querubines; aprovechar al máximo los recursos que encontramos en el camino puede ser un vehículo hacia una vida maravillosa. Esto será lo más cercano a la dicha del paraíso que podrás experimentar en este plano.

Ten en cuenta que los ángeles, en especial este divino querubín, tienen mensajes cifrados para nosotros, que son dulces melodías. Comenzar a escuchar lo sublime nos brinda apoyo, es una caricia para el alma en forma de compartir, un compartir de conocimiento que nosotros también tendremos la dicha de brindar a otros.