5 razones por las que no deberías contactar a tu ex justo después de una ruptura

No tener contacto puede parecer una hazaña imposible de conseguir después de haber pasado por la montaña rusa emocional que supone terminar una relación duradera. Sin embargo, es esencial para tu salud emocional y mental, especialmente justo después de la ruptura. He aquí cinco razones por las que no deberías mantener el contacto con tu ex justo después de la ruptura.

contactar a tu ex después de una ruptura

1. Primero debes vivir el duelo

Cuando tienes el corazón roto, no hay chocolate ni helado que pueda borrar lo mal que te sientes. Por eso es mejor que te des tiempo para sanar, antes de volver a hablar con tu ex. Uno de tus primeros deberes después de terminar las cosas es hacer el duelo; recuerda que aunque haya razones legítimas para tu ruptura (como el engaño), sigue doliendo. Permítete hacer el duelo y llorar, y no tengas miedo de pedir apoyo a tus amigos.

2. Estás expuesto a la dependencia emocional 

Muchas personas toman decisiones basadas en la emoción y no en la lógica después de una ruptura. Es fácil volverse emocionalmente dependiente de tu ex si no tienes cuidado, y eso puede impedirte tomar decisiones que te beneficien. Una de las razones por las que es importante mantener el no contacto es para no basar ninguna decisión importante de tu vida en cómo te hace sentir tu ex. En su lugar, dedícate a vivir tu vida y conoce a gente nueva para tener más opciones para futuras relaciones.

3. No es el momento de analizar lo que pasó

No es el momento de llamar, enviar un mensaje de texto o un correo electrónico a tu ex porque estás enfadado por lo que pasó en vuestra relación. Es mejor que te des un tiempo (unos seis meses) antes de volver a comunicarte con él/ella. De este modo, tendrás tiempo para reflexionar sobre lo que pasó y por qué no funcionó, y también para curarte de la ruptura.

4. No es momento de reprocharte nada

Este tiempo de separación tampoco es un momento para los reproches. Date espacio para respirar y sanar; cuida de ti ahora mismo. Más adelante habrá mucho tiempo para lidiar con los sentimientos o la ira que puedas tener hacia tu ex y seguir adelante de forma emocionalmente sana.

5. Tu ex podría no querer hablar contigo 

Prepárate para la posibilidad de que tu ex no quiera hablar contigo o incluso ignore tus intentos de comunicación. Es importante respetar su decisión y no tomarla como algo personal. Si tu ex decide no mantener el contacto, lo mejor es hacer lo mismo y seguir adelante.

Deja un comentario